jueves, 10 de abril de 2014

Edurne - Painkiller (Despoblado de Villas Viejas)



Con semblante apagado baja las escaleras unas vez más, absorta en aquel divertido pasado, del que ya solo queda la vieja cinta de video y Edurne fue capturada por nuestros objetivos en aquel día desenfrenado…
Todo eso ocurrió cuando ingirió Painkiller

 


RECOMENDAMOS SIGAIS UN EXPERIMERNTO Y A SER POSIBLE HAGAIS VUESTROS COMENTARIOS

REPROCUCE EL VIDEO EN PRIMER LUGAR, ANTES DE VISIONAR LAS FOTOS,
ASI DE SENCILLO E INTENTAR LIGAR LAS IMAGENES CON EL VIDEO...

















YA NOS CONTAREIS VUESTRAS IMPRESIONES

 

Windows 8.1 Update 1 actualización final

domingo, 6 de abril de 2014

Monasterio de Santa María de Ovila (Abandonado)



El Monasterio de Santa María de Ovila fue mandado edificar a finales del siglo XII por el rey Alfonso VIII, a fin de que los monjes cistercienses repoblasen y defendiesen estos terrenos arrebatados a los musulmanes. A cambio, se les entregaron gran cantidad de terrenos, censos, impuestos, tres molinos y dos grandes fincas.
El patrimonio del Monasterio fue creciendo y ampliándose, alcanzando un gran riqueza durante la Baja edad Media.
Sin embargo, la despoblación ocurrida en esta comarca tras las guerras civiles de los S.XIV y XV, provoco el comienzo del declive del poder de Ovila, viéndose los monjes obligados a malvender sus propiedades.
En 1835 termino la vida en el convento a raíz de un decreto de la reina Regente Dª María Cristina de Borbón. Unos años después, de la Desamortización de Mendizábal acabo definitivamente con el Monasterio pasando este a pertenecer al estado.
En 1930, fue adquirido por el magnate de la prensa amarilla norteamericana William Randolph Hearst, quien quería levantar un monasterio medieval en la mansión que se estaba construyendo en san Francisco. Así pues, desmonto piedra a piedra y envió a Estados Unidos gran parte del monasterio, como la Iglesia, el refectorio, la sala Capitular, el Dormitorio de los Novicios y parte del Claustro.
Tan solo un año después de este irreparable daño, el 3 de junio de 1931, el Gobierno de la republica declaro las ruinas de Ovila Monumento Histórico Nacional.
Los problemas financieros de Hearst le hicieron vender estas piedras al Ayuntamiento de san Francisco. Durante la Segunda Guerra Mundial quedaron dispersas por el Golden Gate Park, perdiéndose gran parte de ellas. Finalmente, en 1992 el Patronato del  Museo de Bellas Artes de San Francisco concedió a la Abadia trapense de New Clairvaux la posibilidad de reconstruir en sus dependencias la Sala Capitular de Ovila, para ser allí utiliza por los monjes y permanecer abierta al público, para su contemplación y Admiración.
Los resto que hoy quedan en nuestro territorio Nacional se encuentran dentro de una finca privada, algunas partes han sido salvadas de la ruina total como algunas de sus cubiertas, y poco más. Las zonas cubiertas se utilizan como dependencias para guardas maquinaria agrícola. En fin otro ejemplo más de cómo el Gobierno de turno cuido de nuestro patrimonio y ahora demasiado tarde nos lamentamos y criticamos el uso que algunos más avispados le dieron a estas joyas, algunas de ellas todavía se siguen pudriendo por toda la geografía española esperando quien sabe Dios a que; pero señores “España y los españoles somos diferentes”.
































 
 

 

lunes, 31 de marzo de 2014

Palacio convento de Buenamesón.



Buenamesón, que perteneció a la Orden de Santiago y a su priorato de Uclés hasta la desamortización, y del que aún se conserva su convento-palacio,  edificio de principios del siglo XVII, con puerta rectangular con orejeras planas y escudos a los lados, uno con flores de Lis, media luna y en el escosón un castillo, el otro con bordadura encadenada y un campo con banda, de finales del siglo XVI y principios del XVII, remodelado en el XVIII.
Tiene una superficie aproximada de unos 130m2 en planta, consta de dos alturas todo ello construido entorno a un patio central. su conservación actual deja mucho que desear, aunque toda su cubierta fue reconstruida con ciertas ayudas estatales, su interior a sido limpiado y algunos de sus techos arreglados; nos comentaron que se pretendía o pretendió dedicar este espacio a eventos festivos tales como la celebración de bodas y similares.
Anejos al convento todavía quedan pero en caótico estado lo que es su momento serian dependencias para usos secundarios y/o agrícolas, con una superficie aproximada de 250m2.