viernes, 31 de diciembre de 2010

El Estrecho (Cuenca - España)


Km 125 carretera de Valencia (A-3), seguro que ni te fijas, posiblemente te diriges al mar, pero tantas veces nos fijamos en aquella torre que por fin nos hizo desviarnos por angosto y escondido camino hasta aquel enclave prehistorico.
De siempre se conocía la existencia en término de Villares del Saz (Cuenca) de la Cueva de las Monedas y de la Cueva del Estrecho entre otras en la zona conocida como Cañada del Estrecho. Suponemos que el yacimiento arqueológico de ambos portalones también era conocido aunque el depósito sedimentario de la Cueva del Estrecho había colmado la cavidad hasta el techo, imposibilitando el acceso a las galenas interiores.
Las obras viales de la autovía Madrid—Valencia han puesto al descubierto la presencia de una cavidad colmada casi a techo con rellenos arqueológicos en sus primeros metros así como ha posibilitado el acceso al interior de la misma, en donde hemos descubierto una Sala Sepulcral. en relación con la Cueva de las Monedas y un probable Santuario intacto, localizado en la denominada por nosotros Cueva del Estrecho II en contacto directo con la primitiva entrada.
Debido a la importancia de los restos hallados y su delicada situación administrativa por parte de las Autoridades competentes no vamos a extendernos en este asunto.
Todo el despoblado se erige sobre un pequeño promontorio junto a la falda de la montaña, en torno a una majestuosa torre de planta cuadrada.
En su parte superior se observa que fue utilizada como palomar. No recomendamos el acceso a la misma por la peligrosidad de sus accesos, el estado de ruina de todo el conjunto es manifiesto.
Según parece todo este conjunto es de propiedad particular, aunque no existe restricción alguna para su acceso. Solo un par de casas parecen estar habitadas esporádicamente.







Villas Viejas (Cuenca- España)

En el kilometro 111 de la autovia de Valencia (A-3), encontramos este singular despoblado que todavia permanece practicamente intacto del asedio de vandalos y grafiteros. Su situacion, aunque esta a pie de carretera pasa inadvertida para la mayoria; unos grandes carteles publicitarios esconden parte de esta aldea de miradas indeseables.


Escasa informacion hemos obtenido de este enclave, aunque se encuentra en una zona de restos  arqueologicos muy importante. Algunos hallazgos han sido descubiertos en sus inmediaciones, tales como la ciudad de Contrebia Carbica origen celtibérico cuya historia se remonta hasta la Edad de hierro.

Sus ruinas no se han preservado en buenas condiciones hasta el presente, quedando muy fragmentadas y limitadas. En un paraje conocido como los Fosos de Bayona, junto al rio Ciguela.
 
 
Tambien es importante resaltar que cada año, el tercer sábado de mayo, la población conquense de El Hito, celebra su tradicional romería a las Villas Viejas, a 5 kilómetros de El Hito,se encuentra una pequeña ermita, hasta donde es trasladada la Virgen de la Encarnación.
En esta singular procesión, la Virgen es acompañada por Diablos y Danzantes.

Los Diablos van haciendo sonar sus cencerros al caminar, mientras que los Danzantes danzan al ritmo que marcan la dulzaina y el tambor.
 


Es curioso ver como todavia esta pequeña hermita se concerva en perfecto estado, aunque su abandono durante la mayor parte del año permite la posiblidad de cometer excesos.


Con respeto, asomamos las cabeza por una de sus desvencijadas puertas, para contemplar lo que fue la vida en otros tiempos. Pocos enseres y mobiliario llevaron en su exodo a lugares mas poblados.


Quizas aquel colchon, donde se engendraron estirpes venideras. Hoy todavia queda la estructura que cobijo a los enamorados.
En un rincon aquella televison en blanco y negro, donde durante algunos años tomaron frente a ella, las uvas que celebraban un nuevo año.


Nuestra ultima mirada fue quizas ver por ultima vez la historia de aquel lugar donde todavia habita la alegria de un pueblo.
 

Todavia quedaba dia para seguir nuestra incansable busqueda de rutas abandonadas.

viernes, 17 de diciembre de 2010

Avenales (Soria - España)


Avenales es un despoblado situado al borde del barranco del mismo nombre que forma el arroyo del Salobral. Pedania de Arcos de Jalón.
Unas 20 viviendas formaron este pueblo que tenia buenas tierras para el cultivo, principalmente de trigo, avena, cebada. Unas minas de hierro situadas en las proximidades también dieron trabajo a varios vecinos del pueblo hasta que dejó de ser productiva.

Debido al aislamiento que padecía, la falta de infraestructuras y el poco futuro que había en el pueblo motivaron que la gente se fuera marchando en las décadas de los 50 y los 60 hacia Zaragoza y Barcelona mayoritariamente.









 

jueves, 16 de diciembre de 2010

Central Electrica junto rio Adaja (Avila - España)

La decadencia vista por el autor ....

Aquella fabrica de luz junto al rio Adaja, volvio a iluminarse con el sonido de los flashes.
NO COMENT
 









Sanatorio de la Barranca (Navacerrada - Madrid)


Aquella calida tarde otoñal nos llevo a perdernos por aquellas inmensas salas vacias y asomarnos entre los cristales rotos para ver aquello que vieron los enfermos de tuberculosis de aquel hospital.
A mediados del Siglo XX el Patronato Nacional Antituberculoso, dependiente del Ministerio de Sanidad, construyó a lo largo de la geografía española varios sanatorios aislados de los nucleos urbanos para tratar algunas de las graves pandemias que estaban asolando a la población civil; como, la polio, la fibrosis y el cancer de pulmón.
En la madrileña Sierra de Navacerrada se ubicaron varios de ellos, como el de La Barranca
Es el único que aún queda en pie y ello se debe a que hasta mediados de la década de 1990 funcionó como un hospital psiquiátrico. Cuando se decidió que a estos enfermos debían cuidarlos en sus casas el hospital fue cerrado y abandonado. Actualmente está en ruinas y la entrada está castigada con multa.
La construcción, siguiendo el patrón de la Arquitectura sanitaria de la época, se dispuso en dos grandes alas principales con algunos edificios anexos y los sótanos. La razón de que estuviera en la sierra radica en que hasta el descubrimiento de la penicilina y la estreptomicina. El aire fresco era el mejor alivio para este tipo de enfermos. Además, se comprobó que a partir de 1200 metros sobre el nivel del mar los casos de tuberculosis descendían drásticamente. La peculiaridad de esta construcción son sus grandes ventanales. Entre ambas alas estaba el torreón; la carretera lo atraviesa y supuestamente ahí estaba la entrada de urgencias.
No se ha podido comprobar su número de habitaciones pues los tabiques han sido derribados y sólo quedan los pilares de la estructura en la mayoría de las plantas. Tiene 5 alturas.
En el interior nos encontramos con todo diáfano. No ha quedado absolutamente nada de lo que aquello fue. Ni pasillos divisorios, ni habitaciones, ni puertas; absolutamente nada. Llama mucho la atención lo grande que es viéndolo sin tabiques ni nada que delimite espacios. Solo las columnas que lo sujetan
Las vistas al exterior son espectaculares. Se ve toda la sierra y en frente justo está situado el embalse de Navacerrada

 
 

 











 

 

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Palacete de Los Giles (Murcia - España)

En aquella curva de la autopista se presenta altivo, soportando un año mas de calor y sequia.
Amplias estancias de mosaicos, techos historiados y fraileros que dejan timidamente los rayos de sol.
Quizás esto ya nunca lo veas pero el olvido siempre será tu fiel compañero.











Sanatorio de la Marina (Los Molinos - Madrid)

Imponente, solitario y frio, es nuestra primera impresion. 
Lugubres pasillos, ventanas desvencijadas por el paso de los años. Medicamentos que no serviran de alivio tirados por los suelos, donde solo nuestros pasos rompen aquel silencio a muerte.