miércoles, 4 de mayo de 2011

Hospital Psiquiatrico de Spiegelgrund (Viena-Austria)

Hoy traemos un reportaje realmente espeluznante.
Esta es su historia.
Como era el punto de vista de los nazis respecto a las personas o niños con discapacidades físicas o mentales, aquí hay algo interesante de leer, el hospital Spiegelgrund fue uno de los 30 llamados Centros de Eutanasia en el tercer Reich, osea un hospital para niños en Vienna donde mas de 800 niños con deficiencias mentales y físicas fueron asesinados sistematicamente por doctores quienes diariamente violaban sus reglamentos, muchas de las muertes de los niños del Spiegelgrund fueron aceleradas por no darles alimentos y la continua negligencia medica.
Los niños recibían drogas para ayudarles a contraer neumonía y así poder escribir en los registros médicos que habían fallecido por "Causas naturales'", muchos cuerpos en vez de ser sepultados eran conservados en refigeradores en una área privada donde el famoso Doctor nazi Heinrich Gross hacia sus experimentaciones y estudios.
Todos aquellos niños o jóvenes desde los 6 meses hasta los 14 años que iban a parar a ese hospital murieron en terrible sufrimientos y humillaciones, eran considerados estúpidos, anormales, que no aportaban nada a la sociedad, todos ellos calificaban para el programa T4 que era el programa para la higiene racial, osea retardados física y mentalmente, pero también este programa aplicaba para los que los nazis consideraban escorias de la sociedad como homosexuales, alcohólicos, drogadictos etc..
En los últimos años de la II Guerra Mundial, 772 niños perecieron en dicho centro víctimas de pulmonías que eran provocadas con inyecciones de luminal o altas dosis del mismo producto que eran mezcladas con la comida de los menores, a quienes se daban duchas de agua fría y se les hacía dormir con las ventanas abiertas.
Había una sala, la "17", llamada la puerta del infierno, en donde torturaban a los niños, una de las torturas, era la llamada "cura de azufre", en donde les inyectaban azufre en sus piernas, lo cual los dejaba inmóviles durante semanas, los llevaban a un sótano y los dejaban a su suerte. La otra era la inyección de vomito, que era un combinacion de elementos desconocidos.
Tras la guerra, el psiquiatra nazi consiguió recuperar su puesto de trabajo en la misma clínica y fundar, bajo su propia dirección, un Instituto de Estudios de las Malformaciones del Sistema Nervioso, así como convertirse en uno de los más prestigiosos peritos judiciales de Austria, donde incluso le fue concedida la Cruz del Mérito de las Ciencias de primera clase.
Para sus estudios usó centenares de preparados médicos hechos con los cerebros y las médulas espinales de los niños que fueron asesinados en la clínica Am Spiegelgrund. En los sótanos de esa clínica se guardaron durante más de medio siglo los preparados médicos con los restos de los niños.
El doctor Gross fue llevado a juicio y luego liberado debido a su edad, el murió en el 2005, aunque vivió por muchos años recibiendo su pensión del gobierno austriaco, el resto de los doctores huyeron y otros fueron encarcelados y enjuiciados, increíblemente en el 2002 fue cuando el resto de órganos de los niños hallados, fueron enterrados en 399 urnas en un panteón en el Cementerio Central de Viena, en una ceremonia privada.
Estos acontecimientos ocurrieron la época de las 2ª Guerra Mundial - Guerra Fría.


























4 comentarios:

  1. Bonito reportaje y bonitas fotos.

    ResponderEliminar
  2. Fotografías llenas de misterio. Hermoso trabajo!

    ResponderEliminar
  3. MUY HERMOSO YANET ES UN TIO MUY LISTO Y INTELIGENTE

    ResponderEliminar
  4. QUE GENTUZA. POBRES CRIATURAS, ME PONGO ENFERMO SOLO LEERLO.

    ResponderEliminar