viernes, 10 de junio de 2011

La Casa de las Camas

Explorar esos sitios constituye una experiencia única, intransferible y aleccionadora.
La adrenalina se dispara hasta cotas inimaginables al advertir cómo los elementos reclaman, siempre exitosamente, aquellos espacios colonizados por el hombre y sus construcciones.
Símbolos de la inútil arrogancia humana, las ruinas urbanas develan lo inconstante que son las obras del hombre frente al poder imparable de la simple humedad.
El romántico significado de las enredaderas partiendo los muros de un edificio o la descontrolada fuerza de las raíces destruyendo el pavimento, cobran nuevo sentido ante nuestra atónita mirada, enseñándonos cuán delgada es la seguridad ante el solo paso del tiempo.
Sitios de implícitos contrastes, los lugares abandonados apenas revelan su antigua y perdida hegemonía, sólo visible a través de los ojos exigidos de la imaginación.
¿Quién puede permanecer impasible ante una ruina? ¿Quién no ve en ellas su propio e ineludible porvenir? ¿Acaso no será ése el motivo por el cual tantos rehúyen de ellas, ignorándolas y quitándoselas de la mente? 
Como si fueran los fotogramas de una película antigua que no terminó de proyectarse, o tal vez las últimas escenas de un optimismo irreal e ingenuo, el devenir de los sitios abandonados nos enseña que todos estamos condenados a ser recuerdo y después olvido.























 

6 comentarios:

  1. jajajajaja muy bueno jabier, la casa de las camas, buenas fotos.

    ResponderEliminar
  2. Wow! Vaya joyita has encontrado. Diría que el sitio pinta a okupado (comida de perro en el suelo, p.ej), pero aún así, tiene ese aspecto añejo que tanto nos gusta... :) Enhorabuena por el hallazgo

    ResponderEliminar
  3. Pienso que este lugar ha debido ser abandonado hace muy pocos años y por su situacion es muy improbable dar con el sitio.
    La comida que dices bien pudiera ser del perro de los habitantes de la casa, desde luego que no OKUPAS; si te fijas en una de las fotos sale la ventana por donde accedimos y esa no se la salta facilmente un perro.
    Buenos amigo estos son comentarios sobre comentarios y asi darle vidilla a este nuestro hobbye.
    Un saludo Jabier Suarez

    ResponderEliminar
  4. ¿esta cerca de Cuenca?

    ResponderEliminar
  5. Solo puedo decir una cosa: OH MY GOD!

    ResponderEliminar
  6. Los dueños de la casa se murieron sin dejar herencia a nadie y los asaltacasas vieron un filon.
    Los cojines son de los 70 mi abuela nos los hacia igual. El suelo de la foto 18 es impresionante. pero el calendario de 2002 me parece muy reciente para como está la casa. IMPRESIONANTE. De verdad Gracias

    ResponderEliminar