viernes, 28 de enero de 2011

La fabrica de grano abandonada (Toledo - España)


A media mañana y con un esplendido sol llegamos junto aquel descargadero de trenes tolvas.
Encontramos un gran edificio con sus gigantescos silos adosados a uno de los costados de la fabrica.No tuvimos problemas para acceder al mismo.
Ya una vez en su interior, escuchamos una vez mas el revolotear de las asustadas palomas.
El sol, atravesaba en diagonal los cristales rotos de las ventanas, dejando fluir un viento gelido y cortante.Costaba mantener firme el objetivo de la camara.
Maquinas, motores, tolvas, rodeadas de un laberinto de grandes tuberias, formaban una jungla metalica lacerada por el oxido.
Imaginamos el ruido ensordecedor de aquella fabrica en sus años mozos, hoy son las lagrimas de las telarañas, las que arropan lo que todavia queda de aquel magnifico pasado.
El edificio principal consta de tres plantas diafanas; junto a este, encontramos la nave donde supuestamente se almacenaba el mineral para su tranformacion y traslado.
Cruzando un patio central interior accedemos a la zona de mantenimiento, desde alli tenemos una magnifica vista de los monumentales silos, que recortan su silueta en el cielo manchego. 
Tiritando, a punto de llegar a la congelacion, nos perdiamos entre la maquinaria buscando ese angulo que nos descubriera el pasado.
Tonos vivos, para diferenciar aquel entramado metalico, era la imagen que percibiamos a primera vista.
Despues la vista se posaba en ciertos elementos que irritaban nuestra retina y el sordo sonido de el diafragma de la camara, una vez mas volvia a romper la paz de las palomas.
Siempre me llamaron la atencion las cosntrucciones ciclopeas industriales; su arquitectura funcional en muchos casos, o mas recargada segun epoca y funcion de la misma, pero todas guardan la impronta de la epoca en la que se construyeron.
Todo lo tocabamos con la esperanza de intuir cual fue su cometido y funcionamiento. Manometros,relojes y otro aparatos de medida, todavia marcaban cifras del pasado.
Con cuidado descendiamos por oxidas escaleras de hierro, intentando no dejar pasar ningun detalle.
Algunos cristales y nunca mejor dicho, cortaban el viento.Cerrando sus puertas al compas de su chirriante sonido dejamos aquella fabrica al canto del murmullo de las palomas.

















jueves, 27 de enero de 2011

Apeadero abandonado de ffcc en Seseña (Toledo)


Este es nuestro penultimo articulo dedicado a estaciones y apeaderos de ferrocarril en los alrrededores de Aranjuez. En esta zona existen bastantes lugares abandonados relacionados con las lineas de tren, esto se debe en su mayoria a la implantacion de las lineas de  tren de Alta Velocidad (AVE).
Decimos penultimo. porque nunca se sabe donde podremos encontrar algun otro sitio igual o muy similar a estos ya visitados.
Mucho hemos leido sobre la estacion abandonada en Canfrac; parece ser que esta por fin esta recibiendo un tratamiento de renovacion y mantenimiento. Debido principalmente a la distancia que nos separa de ella, tendremos que quedarnos con las ganas de como fue aquello antes de la remodelacion. En fin son avatares de esta actividad.
Despues del inciso vamos con el lugar que nos ocupa: Apeadero abandonado de Seseña (Toledo).
Seseña es un apeadero de la línea ferroviaria que une Madrid con Levante y Andalucía, situada en el término municipal de Seseña (Toledo).
Desde la creación del núcleo de Cercanías Madrid en los años 80 hasta 11 de abril de 2007 efectuaban parada en este apeadero algunos trenes de la línea C-3.
El motivo principal de su cierre fue la implantación en la linea de los trenes Civia, pues los andenes no eran compatibles con este modelo.
Por otra parte, dada su lejanía del casco urbano de Seseña y su escaso servicio, pues la mayoría de los trenes de la línea no paraban, la demanda era muy baja, lo que contribuyó al cierre de la estación.
El ayuntamiento y renfe no se pusieron de acuerdo en quien debia de realizar el mantenimiento del apeadero y por eso se cerro por que ninguno queria hacerse cargo de ella.













miércoles, 26 de enero de 2011

Estacion de ffcc abandonada de Castillejo - Añover (Toledo - España)

En la misma zona donde hemos realizado varios de nuestros reportajes; dedicados a las estaciones y apeaderos abandonados en la provincia de Toledo, no podiamos dejar pasar por alto esta Estacion.
Hablamos de la estacion semiabandonada de Castillejo - Añover.
Utilizamos el termino semiabandonada porque todavia sirve de base a la Compañia Adif. Un encargado realiza visitas rutinarias de mantenimiento. claro esta no me refiero al mantenimiento de la estacion propiamente dicha, si no a sus instalaciones colindantes.
Las vias todavia son utilizadas por trenes rapidos. En la zona de via muerta encontramos pasto de los graffitis, un comboy completo en espera de quien sabe que destino.
Algunos dicen que se las vendemos a los portugueses, otros que alli llevan mucho tiempo y nosotros pensamos que hemos llegado a escasos momentos de su desaparicion. 
Es curioso observar como los vagones y sus cabinas de control estan aun en relativas buenas condiciones, sera que todavia no han llegado los nuevos buscadores de cobre.
No hay problema para visitar el interior de la estacion, tanto los recintos para viajeros en la planta baja, como las estancias superiores dedicadas a vivienda del jefe de estacion y quizas algun otro funcionario.
Entre papeles y mas papeles diseminados por los suelos accedemos por una bonita escalera de forja y pasamanos de madera excelentemente conservada a la zona superior, donde se encuentra la vivienda.
Sus suelos se encuentran alfombrados de escrementos de palomas, las unicas que habitan aquellos largos pasillos de silencio.
Encontramos diseminados algun que otro mueble desvencijado, sin orden, ni concierto. Parece ser, que sus moradores poco dejaron de su recuerdo para alimentar nuestras fantasias.
En la zona de andenes es interesante detenerse a mirar sus fachadas de ladrillo rojo con cierto estilo modernista. Los entramados metalicos que sirven de sustento a la marquesina que en otras epocas sirviera de cobijo frente a la lluvia y vientos en invierno, como de oasis de frescura en los torridos veranos manchegos.
Otra vez el tiempo nos marcaba el momento de la partida... y alli dejamos entre sombras aquella estacion escondida, sus vacias habitaciones, su caseta de guarda-agujas deborada por la maleza, y poco a poco, nuestras miradas se alejaban de aquel tren abandonado y con direccion a ninguna parte.















lunes, 24 de enero de 2011

Estacion abandonada de ffcc Las Infantas (Aranjuez - Madrid)


Dentro del periplo que veniamos realizando este mes de Enero, nos encontramos con un discreto apeadero de tren en tierras de Aranjuez, camino hacia la comarca de la Sagra en Toledo, lugar de donde hemos obtenido informacion para seguir visitando este tipo de abandonos, situados en las inmediaciones de la linea de alta velocidad (AVE) direccion Andalucia.
A unos 8 km de Aranjuez, en el antíguamente llamado "Camino de Toledo", se alza solitario el edificio de lo que fué el apeadero de Las Infantas, entre las estaciones de Aranjuez y Castillejo, en la línea de ferrocarril Madrid-Toledo.
Su construcción data de entre finales de la década de los 60 y principios de los 70 del siglo XIX.
La construcción del edificio original fué más modesta que la que hoy podemos admirar, constando únicamente de un pabellón de planta rectangular y cubierta a dos aguas.El actual, construído sobre 1925, presenta características técnicas y estéticas similares a la nueva estación de Aranjuez y al puente sobre la carretera de Toledo, próximo a la estación. La construcción del edificio es sobria y funcional, compuesta por una dependencia para viajeros, cantina, despacho y vivienda para el encargado del apeadero.
Anexo al edificio se encuentra otro más pequeño destinado a aseos, siendo su construcción al modo neomudéjar, similar al de las estaciones de Aranjuez, Algodor y Toledo. Por último hay que mencionar el pequeño pabellón (de una planta) destinado a lampistería de igual similitud estética que el edificio principal.  
Desde hace algunos años, el edificio se encuentra abandonado, al dejar de realizar paradas los trenes que pasan por allí.