lunes, 17 de octubre de 2011

Estacion abandonada de ffcc de La fregeneda (Salamanca - España)

La línea nace en el término municipal de Boadilla, en la que era la estación de Boadilla-La Fuente de San Esteban, hoy se ve en los horarios como La Fuente de San Esteban ya que el núcleo que le da nombre actualmente es el de mayor tamaño, situándose aproximadamente a 1’5Km de la estación.
A partir de aquí, la vía toma dirección oeste-noroeste hacia Portugal para después de poco más de 77’5Km, y haber salvado un desnivel de algo más de 600m, 300m de los cuales se salvan en tan solo en los últimos 17Km desde la estación de La Fregeneda al Puente Internacional sobre el río Águeda, llegar éste último y tras cruzarlo alcanzar la estación portuguesa de Barça d’Alva.

La inauguración de la línea de La Fregeneda está datada con dos fechas. La primera de éstas corresponde al 25-07-1887, para el tramo Boadilla-Fte.S.Esteban a Cumbraces, mientras que la segunda fecha es del 08-12-1887 para el resto, desde Cumbraces hasta la frontera portuguesa o Pte.Internacional sobre el Río Águeda.
Por desgracia, no pudo celebrar el centenario de su existencia, ya que fue uno de los tramos que se cerraron en la fatídica fecha del 01-01-1985.

Lo más característico de esta línea está en la impresionante obra de ingeniería realizada en los últimos 17Km, exactamente 16Km 543m, donde para salvar el desnivel de algo más de 300m entre la estación de La Fregeneda y el Pte. Internacional, se construyeron un total de 20 túneles y 13 viaductos metálicos, todos ellos rectos menos uno curvo formado por tres tramos rectos.

De entre los túneles caben destacar dos, el nº1 y el nº3. El túnel nº1 está situado nada más salir de la estación de La Fregeneda; es el más largo de toda la línea con una longitud de 1594m y siempre en línea recta, de tal modo que desde una boca se ve la otra.

Pero el túnel “estrella” es sin duda el nº3; tiene forma de U y en el habita una colonia de varios cientos de murciélagos, de una especie que debe estar muy protegida por su singularidad.

A modo de curiosidad, vamos a decir que las montoneras de heces, que hay en la parte central del túnel, hacen una tanto sacrificado el paso para el caminante por éste tunel.
Durante estos 17Km las pendientes máximas llegan a las 21 milésimas, siendo durante todo el trayecto apreciable la continua ascensión desde Portugal hacia el interior de la provincia de Salamanca.

Del resto de la línea, cabe decir que transcurre sin mayores problemas de infraestructura que los normales en cualquier vía ferrea de tipo medio-llano.

El paisaje es absolutamente ganadero, estamos en la dehesa charra, todavía parte de la meseta norte y de la cual saltamos, de su altura y su ecosistema, a un microclima propio de la zona mediterránea.
Pasamos de las encinas, las aves rapaces, las cabezas de ganado y un clima seco y duro, a frutales, olivos, mberas, un ambiente más húmedo donde los inviernos son benignos y los veranos no son tan duros como en la meseta.
Y todo esto a lo largo de 77 maravillosos y enigmáticos kilómetros.