lunes, 7 de mayo de 2012

Finca Olvido (Toledo - España)

El tiempo se burla de las voces del pasado, invade las sombras, se cuela en los recuerdos, y se marcha convertido en olvido.

El tiempo convierte sentimientos en recuerdos, los rostros se pierden, los nombres, se olvidan.

El tiempo arrastra consigo latidos, miradas y horas. Te arrastra, cuando despiertas ya es tarde, y olvidas que olvidaste que olvidaste...

El tiempo no espera, no llora; engaña, entierra, desgarra. El tiempo no piensa, solo sigue su camino.

El tiempo deshace los recuerdos, borra las huellas, acaba poco a poco con el mar de la memoria. Y los huecos se vuelven abismos, de esos en los que se cae los viernes cualquiera por la tarde.

El tiempo que yo sepa, solo sirve para olvidar.
















2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Ese poema lo escribí cuando tenía 15 años, y tú no puedes hacer algo original?

    ResponderEliminar