viernes, 19 de octubre de 2012

Nuestra Señora del Rosario (Villar de Matacabras)

La iglesia románico mudéjar de Nuestra Señora del Rosario se encuentra en el casi abandonado pueblo de Villar de Matacabras; de este pueblo ya hablaremos más adelante.
Antiguamente fue propiedad de la iglesia, hoy en día es de propiedad particular y la dedican a centro de observación y recuperación del cernícalo primilla. No me preguntéis que tipo de ave es, porque por desgracia lo desconozco, el asunto que más me interesa y preocupa es como se está desmoronando con cada temporada de lluvias, sin que nadie se detenga a pensar como poco a poco nos vamos quedando sin otra joya arquitectónica en España. Cuando ya solo queda alguna que otra tapia algún gobierno montara el negociete de turno para allí paniaguar a alguno de sus votantes.
¿Qué podemos hacer nosotros además de mostrar lo que todavía queda de tan bonito monumento?
De este insigne templo queda una sorprendente cabecera triabsidal, que parte de un zócalo de ladrillo y sobre él organiza un esbelto orden de arquerías, sobre el que debió desarrollarse uno más, del que quedan los arranques en el ábside norte.
El ábside central, más voluminoso que los otros, se decora con nueve arcos dobles, mientras que los laterales sólo llevan cinco. Los arcos son de medio punto doblado. Entre cada uno de los arcos se marca una arista, de manera que los ábsides resultan circulares en la base, pero poligonales al comienzo de las arquerías. Se cubren con bóvedas de horno en la parte curva y de cañón sobre arcos fajones que dividen el espacio en dos tramos, en la parte recta.
La puerta en su lado meridional también conserva el estilo mudéjar y está formada por una serie de arcos de ladrillo doblados de medio punto, sin ningún tipo de moldura.
La iglesia debió venirse abajo y ser reparada de cualquier forma, levantando una tosca torre sobre el ábside norte. Las capillas fueron reducidas y rebajadas en su altura. Debió contar con otro cuerpo superior, según se puede apreciar en los arranques de una serie alta de vanos en el ábside del evangelio, mantenidos al cargar sobre él, el actual campanario.






















 

lunes, 15 de octubre de 2012

San Cristóbal, el cementerio abandonado.(Avila-España)

Allí olvidado por Tierras de Arévalo, yacía lo que todavía queda de un cementerio quizás suntuoso en aquella época, hace ya más de trescientos años.
Que historias contarían aquellos huesos esparcidos por el suelo junto a rotas lapidas.
Solo un pensamiento a los muertos y la vieja tapia de adobe del cementerio quedaron en el recuerdo.