jueves, 15 de noviembre de 2012

Iglesia del Salvador. Rágama (Salamanca).


Artísticamente destacan la iglesia del Salvador de estilo Románico-mudejar, con un interesante abside de este estilo y una artesonado policromado, además de varias tallas y retablos de calidad.
La iglesia del Salvador, en Rágama (Salamanca), ha sido inscrito en la Lista Roja del Patrimonio Español que elabora la organización cultural Hispania Nostra.
En concreto detallaron que "el templo parroquial de Rágama, perteneciente a la Diócesis salmantina, tiene solicitada su declaración BIC desde mayo de 1998" y según se recoge en la ficha de la Lista Roja presenta "deterioros en la estructura y elementos decorativos, grietas en la capilla del Evangelio y en otras partes, ábside con paramentos muy desgastados y agrietados y pegotes de cemento, retablo con daños, artesonado en mal estado y con pérdidas y acumulación de palomina".













 
 

martes, 13 de noviembre de 2012

Casa Km 172

En nuestro deambular por tierras españolas no dejamos de ver como el campo se abandona poco a poco, algunas construcciones todavía resisten el envite del tiempo y a mi como amante de la arquitectura y fotografía, siempre me sugieren estampas evocativas y pintorescas.
Bien... Pues una vez mas, aquí os dejo parte del trabajo según el enfoque de mi cámara.





















 
 

lunes, 12 de noviembre de 2012

Arquitectura funeraria. Peñaranda de Bracamonte

Las cosas que mueren jamás resucitan,
las cosas que mueren no tornan jamás,
se quiebran los vasos y el vidrio que queda
¡es polvo por siempre y por siempre será!

 




 

Cuando los capullos caen de la rama
dos veces seguidas no florecerán...
Las flores tronchadas por el viento impío
¡se agotan por siempre, por siempre jamás!
 



 
 
 
Los días que fueron, los días perdidos,
los días inertes ya no volverán.

¡Qué tristes las horas que se desgranaron
bajo el aletazo de la soledad!
 



 
 

¡Qué tristes las sombras, las sombras nefastas,
las sombras creadas por nuestra maldad!
¡Oh, las cosas idas, las cosas marchitas,
las cosas celestes que así se nos van!
 



 

 
¡Corazón... silencia!... ¡Cúbrete de llagas!...
—de llagas infectas—¡cúbrete de mal!
¡Que todo el que llegue se muera al tocarte,
corazón maldito que inquietas mi afán!
 
 
 
¡Adiós para siempre mis dulzuras todas!
¡Adiós mi alegría llena de bondad!
¡Oh, las cosas muertas, las cosas marchitas,
las cosas celest