lunes, 19 de noviembre de 2012

Estacion abandonada de Aldea Nueva de Barbarroya

El plan de expansión de líneas de ferrocarril de 1926, contemplaba la creación una línea que uniera Talavera de la Reina (Toledo) con Villanueva de la Serena (Badajoz). Las obras se iniciaron a buen ritmo en la década de 1920 pero la guerra, la posguerra, el automóvil y la despoblación de los campos provocaron el abandono de las obras. Ya estaba construida toda la explanación, con sus estaciones dispuestas a recibir las vías (excepto unos 20km de tramo de Villuercas). Sin embargo, esta línea jamás vio pasar un tren, aunque sí llegaron nuevos viajeros, a raíz de su recuperación como Vía Verde por parte de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, los ayuntamientos y el Ministerio de Medio Ambiente.
La vía Verde de la Jara es una ruta de 52km que recorre un paisaje virgen entre las estribaciones de los Montes de Toledo y el puerto de San Vicente. Diversas estaciones "fantasma", más de 15 túneles y cinco viaductos, alguno tan impresionante como del Tajo, también conocido como «Puente de Amador», marcan el carácter de este sorprendente itinerario.
Todo el recorrido discurre por una pista en perfectas condiciones apta para cualquier tipo de transporte ya sea a pie, pedal o motorizado; este último medio está prohibido excepto para las personas que acrediten un pase, que normalmente son los que tienen tierras en la zona y alguna que otra asociación de cazadores. Existe una patrulla verde circulando aleatoriamente esta vía, imaginamos que según se encuentre el día y las ganas de pedalear.
Nosotros llegamos al atardecer de un lluvioso día de otoño y no vimos a nadie, quizás suerte, quizás temeridad... en resumidas cuentas, las ganas de conocer.