martes, 19 de febrero de 2013

Hidroeléctrica abandonada



Solo queda el silencio, porque sus compuertas ahora duermen abrazadas por la herrumbre.
Quien dejó mudas aquellas gigantescas ruedas dentadas.
Ya nadie se paraba a mirar la maleza que temporada tras temporada, deboraba sus humildes muros de ladrillo castellano.
Quien nuevamente apago la luz del olvido en aquella solitaria central hidroeléctrica.













 
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada