martes, 21 de mayo de 2013

Bodega Km 107


 
Todo se retuerce, se quiebra, se descascara, tambalea y cruje. Todo es mentira, ilusión. El monarca de la mente es una mera fantasía afirmada en un trono de clavos oxidados y sedas que se pudren y deshacen por el abandono. Meras vigas que se sintieron eternas y hoy son un amasijo de pintura caída y blanda. Aquel que soñó con la perennidad, se ve subsumido en el ocaso; muchas veces antes de lo imaginado o previsto.
































 
 


4 comentarios:

  1. Excelente reportaje, las fotos de interiores están geniales, especialmente las de los depósitos y escaleras.

    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos nuevamente y gracias por comentar Chapi, aunque no es el clasico abandono que todos buscamos, no deja de tener su interes al menos en lo que fotograficamente buscamos.

      Eliminar
  2. Jabier, me animo ahora pues antes me mantenía al margen, aunque procuro no entorpecer mucho. Resulta fantástico y fantasmagórico lo que normalmente fotografías y deja un regusto amargo que algo con tanto esfuerzo, seguramente, quede en el olvido y el tiempo y los saqueadores lo vayan desmantelando poco a poco.
    Me gustan esas escaleras que mueren en la pared y se dan de golpe con ella; me recuerdan a lo dibujado por Scher. Los ánditos o pasarelas por encima de las cubas me resultan muy familiares ya que provengo de productores de vinos y sé lo que es ese esfuerzo; tremendo que se hayan llevado, incluso, las barandillas.
    Breves saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te respondo con un doble sentido:
      "España se ha convertido en un pais saqueado y lleno de saqueadores", asi que nada debe extrañarnos, ahora la realiadad supera la ficcion.
      Dese Madrid un saludo.
      Jabier Suarez

      Eliminar