domingo, 30 de junio de 2013

Casa de la Rebata



Exiliado del mundo voluntario,
entre suspiros y lágrimas vivía;
era mi alma un melancólico calvario
sin ternuras ni dulce compañía.

Mas Eulalia, bella y pudorosa
llegó a ser mi agradable compañera,
y en sus rizos auríferos, certeras,
cayeron mis caricias inquietas.

En las tinieblas el fulgor de las estrellas
no se compara con su mirada radiante,
ni en el diminuto ocaso hay en ellas
algo que encante como sus ojos brillantes.

Los bucles que ella ostenta con derroche
despiertan en mi alma la poesía,
y Astarté lanza cálidas brisas
contemplando a mi Eulalia día y noche.

Suspiro a suspiro su alma entera
Eulalia me dedica con amor;
no me acucia ya esa duda artera,
ni aguardo en los abismos del dolor.


Eulalie, Edgar Allan Poe (1809-1849)























 
 

4 comentarios:

  1. Hola Jabier, las fotos y el sitio está muy bien, pero lo que mas me ha gustado, son las fotos con las modelos, fantásticas.
    saludos kapelo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo Kape, ahora estamos intentando dar los prieros pasos con Photoshop y algunos plugins para aderezar un poco mas las fotos.
      Saludos como siempre y felices vacaciones alli donde estes.
      Jabier Suarez

      Eliminar
  2. Gran reportaje, Jabier. Especialmente las fotos exteriores me han encantado. La última foto es una delicia. El tratamiento de las imágenes esta muy acertado.

    El poema, perfecto acompañamiento.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlos por tan excesivos comentarios, esto roza ya la lisonja.
      Como siempre un saludo y abrazo desde Madrid.

      Eliminar