miércoles, 2 de octubre de 2013

Casa Valdelobos



Casa Valdelobos, allí donde hubo fervor y devoción...hoy solo quedan aquellos extraños recuerdos.
Quien marcho de allí a toda prisa, sin tiempo a calzarse.
Todo quedo en su lugar, incluso la camisa de los domingos.
Las bicicletas dejaron de correr por los pasillos y los niños...          ¿ Donde están?.
El agua se evaporo, mientras Marilin envejecía tendida sobre un rincón.
Casi todos marcharon cerrando el gran portón verde... pero y los Niños, donde están?
Al marchar el sol dejo ver el adobe dorado por el sol, allí donde se hacia el pan todas las mañanas y los niños iban a recoger. Tampoco nadie se acerco lo bastante como para descubrir de que argamasa estaban hechos sus ladrillos.






























 

Si alguno de nuestros lectores está interesado en colaborar con nosotros facilitando alguna localización que considere oportuna quedaríamos muy agradecidos, para ello simplemente escríbenos a la siguiente dirección con tu propuesta.

 


2 comentarios:

  1. Este tipo de abandonos me encantan; el reportaje está muy bien y el ver los objetos colocados en su lugar le da un aire más interesante al sitio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No cabe duda... ceramica de Talavera habia como para poner un puesto en un mercadillo.

      Eliminar