jueves, 30 de mayo de 2013

Estacion de Zancara. El pueblo fantasma



Los recuerdos del pasado...
Hasta los 16 años estuve allí. Es mi pueblo, mi patria chica y aunque ya estoy en la cincuentena sigo acordándome de Río Záncara. Recuerdo los años infantiles y preadolescentes, los sueños que allí tuve y los cambios que se han realizado en mí desde entonces. Hoy, entrando en la edad adulta, recuerdo los juegos y amigos de mi juventud, Carlos, José Mari, y unos cuantos más. Recuerdo también la casa del señor Amorós, sus jardines, la bodega, la estación de ferrocarril. El pozo donde vivía Timoteo. Recuerdo a Ana Mari (hoy si la veo por la calle no la reconocería)  hija de Nicolás. También me acuerdo de Justo el de la Cubeta. Recuerdo el Pinar y la casa del Pino, de Amorós. Recuerdo a Juan ...

Y un futuro incierto...
La estación de ferrocarril de Río Záncara, de Tomelloso, lleva camino de convertirse en plataforma de carga y descarga de los residuos radiactivos de alta actividad que, procedentes de las centrales de Cataluña, tendrán como destino final el ATC de Villar de Cañas (Cuenca). 2.500 toneladas de sustancias letales que pasarán o se detendrán muy cerca.
La línea de Tarancón, al día de hoy, no es rentable y lo más seguro es que se cierre, al quedar fuera de juego por el AVE Cuenca-Valencia. Por tanto la opción sur, la de Záncara, es la que más posibilidades tiene para recoger y trasvasar por carretera los residuos de alta actividad y el combustible gastado de Vandellós II, Ascó I y II (todas en Tarragona), y quizá Cofrentes (Valencia).
 
 
























 
 


 

domingo, 26 de mayo de 2013

Fabrica de harinas La Cubeta (Ciudad Real)



La finca donde se encuentra esta fábrica de harinas era llamada Finca de la Cubeta y está situada a orillas de rio Záncara de donde obtenía la energía para mover sus maquinas.
Está situada en una finca de  más de 88.000 hectáreas, dentro de la misma existen viviendas imaginamos destinadas a los obreros y empleados de la misma. 16 de construcción sencilla, estilo unifamiliar, todas ellas con patio y corral de unos 150 m2 aproximadamente y otra destinada a personas de mayor rango de 600 m2 en dos plantas, incluso en su parte superior había unas dependencias destinadas a zona de recreo para los más pequeños con unas mesas de pingpong y adyacente el edificio principal existe una gran piscina; con zona delimitada para pequeños y adultos.
En general nos sorprendió bastante este tipo de instalaciones, lo que nos llevo a pensar que aun encontrándose en mal estado general no debió haber sido abandonada hace mucho tiempo; no obstante, toda la información que estamos proponiendo es fruto de nuestros cálculos y observaciones, ya que se encuentra en un paraje bastante aislado para poder preguntar a algún lugareño algún  tipo de información.
Ahora os invitamos a que dejéis volar la imaginación de cómo fue allí la vida cotidiana de sus moradores.