martes, 18 de febrero de 2014

Spiritu sanctus ora pronobis



Seguimos perdidos en sus anchos pasillos, en busca de quien sabe que; abrimos puertas y ventanas, subimos y bajamos escaleras, tropezamos una y otra vez con enseres esparcidos sobre polvorientas baldosas de barro, sonidos sordos nos erizan los pelos, sombras y luces nos queman las pupilas, pisadas que nos asustan.
El frenesí de aquellas estancias nos llevan a recuerdos de un pasado incierto, donde nuestras mentes por primera vez recorrerían  los recuerdos de los que allí moraron.











































4 comentarios:

  1. Maaaaadre.
    me he quedado de piedra al ver esto.
    Mis felicitaciones por encontrar tal lugar.
    un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias David mantenemos el contacto por mail, un saludo.

      Eliminar
  2. Joder, qué lugar!!!
    Enhorabuena por la entrada!!!
    Te sigo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves Churri de esos que salen de higos a brevas. También te sigo de cerca lo sepas, jaja

      Eliminar