martes, 20 de mayo de 2014

Iglesia de la Purificación (Escamilla-Guadalajara)



El interior de la Iglesia de la Purificación presenta estructura renacentista, de tres naves con bóvedas de terceletes, con un retablo mayor del siglo XVII, en madera policromada, con tres calles y banco.
Posee una torre barroca, de cuatro cuerpos y decoración de pináculos.
Su estructura exterior y las portadas son neoclásicas, destacando la portada sur flaqueada por cuatro columnas adosadas.
Curioso es el remate, en hierro, de la torre, denominada Giralda, una gigantesca veleta que se relaciona con la figura del Mambrú de Arbeteta.
El templo está declarado Monumento desde 1979.

























 
 


lunes, 19 de mayo de 2014

Cementerio del Cortijo de San Isidro (Aranjuez)



El cementerio del Cortijo de San Isidro está situado al final del Camino del Canal Viejo y linda con una vía pecuaría llamada Vereda de la Camera, en una parcela de secano de alrededor de 1260 metros cuadrados. Se construyó en 1957 según planos del arquitecto Jiménez Varea.
Es de planta rectangular, cerrado con mampostería de tipo neoclásico.
En su interior a la izquierda nada más acceder al mismo, se encuentran los restos de una pequeña capilla con torre cuadrada. El cementerio cuenta con cuatro terrazas preparadas para los enterramientos. A la derecha de la entrada existía un pequeño edificio para la guarda de utensilios y almacén. 
Nos dice Josefina Freire en su libro "Historia del Real Cortijo" que no se llegó a utilizar por problemas de jurisdicción ; está enclavado en el término de Colmenar mientras que El Cortijo es del término de Aranjuez.


El acceso se realiza por una puerta enmarcada por dos pilastras rematadas por pirámides de piedra, y flanqueada por la capilla funeraria a la izquierda y la vivienda del encargado a la derecha. La primera es una construcción de silueta torreada y plana cuadrada –con los ángulos achaflanados-, a la que se accede por una sencilla puerta adintelada –recercada con una escocia- sobre la que campea una placa con tres cruces entre las letras A y Ώ, y coronada por una espadaña en arco de medio punto que interrumpe la gola corrida de la cornisa. El interior, iluminado por dos ventanas altas enrejadas a norte y sur, nada conserva de la decoración original exceptuados escasos restos del retablo original con su mesa de altar.

El cementerio del Real Cortijo de Aranjuez, que no tiene personas enterradas, puede llegar a convertirse en un cine de verano. Esta información llega a nosotros a través de la información publicada por David Estrada Ballesteros en su blog personal que recoge un estudio llevado a cabo por Isabel Ordieres, profesora titular de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Alcalá de Henares. Ordieres propone la rehabilitación de este espacio para un nuevo uso: “El cinementerio”. Aprovechando el escalonado y la distribución en ejes, plantea la distribución de los asientos para el cine de verano, orientado hacia una nueva pantalla perpendicular al eje de acceso, además de zonas estanciales resguardadas bajo una pérgola de madera. Por último, la altura de la torre permite generar un mirador con un banco corrido desde el que poder observar una privilegiada vista del Real Cortijo de San Isidro. El cementerio se encuentra en el cruce entre los caminos de Colmenar y el de Puente Largo.
Se proyectó en el año 1954 por el Instituto Nacional de Colonización, bajo la dirección del arquitecto Manuel Jiménez Verea. Uno de los objetivos principales de su construcción fue cumplir los requisitos mínimos para conseguir la autonomía del Cortijo frente a Aranjuez.














Fuentes: Caminantes en Aranjuez,  Daniel Garijo, José Juan de Oro Durán