lunes, 29 de septiembre de 2014

Photo Art


Allí, junto al acantilado, donde el sol se esconde todas las tardes, una vez mas dejamos volar nuestra imaginación, tiñendo de grises todo vestigio de color, si es que algún día lo hubo.






















 
 


Cortijo de los Parraos



 
Una vez más recorremos tierras de La Mancha y perdido entre viñedos encontramos este singular cortijo, el Cortijo de los Parraos.

Esta situado en la zona denominada Campo de san Juan, cerca de la población de Puerto Lapice; consta de una superficie construida de 2600 m2 aproximadamente, de los cuales 250 metros corresponden a la casa principal, 500 metros a las estancias dedicadas a los trabajadores y 400 metros a bodegas.

Ya en su interior  que se conserva sin vandalizar, aunque el paso del tiempo ha hecho mella indudablemente, llamo nuestra atención sobresalientemente la decoración de sus paredes y techos, bastante ornamentados y con diseños modernos para la época.
Exteriormente como podréis ver también presenta un aspecto realmente vistoso por sus colores sanguinos y ocres. De la bodega solo quedan entre las ruinas del tejado caído sus tinajas de cemento armado y concluimos este breve repaso constructivo en el palomar en buen estado al menos todos sus nichos.