miércoles, 30 de diciembre de 2015

Iglesia San Felipe (Brihuega)



Construida en el siglo XIII de estilo románico de transición y características basilicales.
Destaca la portada de estilo románico de transición del muro de occidental, situada entre dos magníficos contra fuertes y coronada por tres rosetones. En la fachada sur cuenta con otra puerta más sencilla.
En el interior cuenta con tres naves, la central más alta, separadas entre sí por cinco arcos sostenidos por esbeltas columnas, con extraordinarios capiteles florales. El presbiterio es rectangular y el ábside semicircular, cubierto con una cúpula de cuatro esferas. De su antigua ornamentación conserva dos pilas de agua bendita, una muy antigua y otra de factura clásica. También cuenta con una esplendorosa pila bautismal.
Cuenta con una torre campanario octogonal y no está completamente unida al templo ya que se construyo aprovechando uno de los torreones de la antigua muralla. En su arco de acceso se encuentra el escudo del arzobispo Ximénez de Rada.
La iglesia ha sufrido diversas remodelaciones a lo largo de su historia. En el siglo XVI el cardenal Tavera mando construir junto al presbiterio una capilla hoy desaparecida. En el asalto de 1710 sufrió grandes destrozos. Entre el 8 y el 10 de diciembre de 1710 se desarrolla en tierras alcarreñas la que los historiadores consideran la última gran batalla de la Guerra de Sucesión: la Batalla de Brihuega-Villaviciosa.
Durante el incendio que se produjo en la madrugada del 26 de noviembre de 1904 sufrió grandes desperfectos y durante la Guerra Civil Española fue utilizada como almacén de piensos.
En el año 1943 se derrumbó la techumbre del templo y afortunadamente la Dirección General de Bellas Artes realizo una magnifica reconstrucción de la iglesia. Siendo reinaugurada  por el arzobispo de Sigüenza-Guadalajara D. Laureano Pascual Lacoma el 8 de diciembre de 1968.


























domingo, 20 de diciembre de 2015

Felicitacion Navideña a todos nuestros lectores.




Otro año mas, lleno de emociones y descubrimientos que hemos compartido con todos vosotros.
Todo nuestro equipo os agradecemos vuestro apoyo y por ello os deseamos unas muy Felices Navidades, suerte el día 22 y Un Prospero Año Nuevo 2016.

jueves, 17 de diciembre de 2015

Palacio de los Marqueses de Villa Huerta



Os traemos quizás el ultimo abandono de este año; como siempre deambulando sin destino encontramos esta curiosa construcción a la entrada de un pueblo.
Su gran tamaño y majestuosidad  fue lo que primero llamó nuestra atención, su exterior tenía una muy buena pinta…coche a la cuneta y cámara en mano a merodear su perímetro buscando un punto débil de acceso; desde luego no sería por su fachada principal, ni aledaños; hubo que dar un gran rodeo hasta que la tapia nos permitió su  entrada pero entrar en la vivienda todavía no estaba claro.
Como siempre igual que los ordenadores encontramos la puerta de atrás.
Un inmenso caserón de principios del siglo XIX, según blasón en su fachada principal la construcción data de 1830. Pendiente (desde el 21 de enero de 1983) de ser declarado Bien de Interés Cultural. Perteneció a los Marqueses de Villa Huerta
Preguntamos a un viandante que por allí pasaba si podía facilitarnos alguna información al respecto. Parece ser que esta edificación fue en principio un fonda afamada en su época ya que por aquí discurría la cañada real que conectaba Barcelona con Madrid, años más adelante fue cuartel de la Guardia Civil y fábrica de cerámica. El asunto de que hubiera sido una fábrica cerámica no nos extraño, ya que por la zona donde entramos al recinto había o al menos parecía tener toda la pinta de ello por sus grandes naves, hornos y demás artilugios desparramados por el suelo.
Está construida sobre una superficie aproximada de 150 metros cuadrados con una altura de dos plantas más la zona abuhardillada, el resto pertenece a la zona industrial de la finca.
Ahora os invitamos a recorrer sus estancias.