domingo, 8 de febrero de 2015

Necropolis de Madridejos



Te fuiste de mi lado, sin decir adiós, sin tiempo, sin espacio, solo con un inmenso silencio, dejándome vagar en la nada de los sentimientos, con responsabilidad absoluta, mientras que debía ser compartida entre tú y yo.
Te fuiste de mi vida, como el soplo de la brisa, no me oíste cuando desesperada te imploraba que no partieras, sentí que te dejaste vencer por el cansancio del dolor y no miraste atrás aquellas huellas que juntos marcamos.









 
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario