jueves, 21 de mayo de 2015

La Casa del Veterinario



¡Tenerte miedo a tí, tenerte miedo, cuando al burlar tu acometida rara mientras te ponen la tercera vara un verso maletilla salta al ruedo!... ¡Rimas al quite! Y clavaré, si puedo, dos banderillas sin volver la cara. Y. ..rosa en mano.. ¡si ella me ayudara! Solo en la plaza y sin temblar me quedo Puedes toro pasar. Yo no me quito. Catorce pases te daré aunque quedes a medio verso para más aprieto. Un desplante. Y ya sólo necesito un feliz volapié para que ruedes, ¡oh toro!, agonizando en mi soneto.
 
 






















 
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada