viernes, 25 de septiembre de 2015

Finca El Velo



Perdidos como de costumbre por tierras castellanas encontramos este bello cortijo, quintería o como quieran llamarlo.
Alguna de sus zonas se encontraban exteriormente en muy buen estado, detalle que nos animo; otras por el contrario atravesaban quizás sus últimos días.
Comenzamos por la peor zona y así dejar lo mejor para el último momento. Pocos minutos habían pasado cuando un labrador en su descomunal tractor hizo acto de presencia, preguntando claro está que hacíamos por aquellos parajes. El hombre era correcto y amable, aprovechando le consultamos por si tuviera alguna información del lugar que nos ayudara a saber algo más del sitio. No fue mucha la información que nos presto, ya que debido a su juventud pocos eran sus conocimientos.
Los últimos moradores de la finca la habían abandonado hará unos 50 años más o menos. Esta finca y sus casas de labor habían pertenecido en la antigüedad a la familia Fernández Pacheco; hablamos de tiempos de los Reyes Católicos.
Después de charlar un rato sobre como esta en la actualidad la vida en el campo se despidió no objetando ningún problema a que campáramos a nuestras anchas por el lugar, teniendo cuidado por los derrumbes debido a la mala situación de las casas.
Después de pincharnos con toda clase de zarzas y variada maleza nos dirigimos a la zona mejor conservada y sorpresa… había gente!!!
Se trataba de una familia rumana que trabajaba en la recogida de la cebolla, abundante en el lugar. Ahí se termino la esperanza de visitar el interior de las casas mejor conservadas. Casi a base de señas intentamos conseguir su permiso para fotografiar el interior de su temporal cobijo pero fue del todo imposible, cosa comprensiva… a quien le gusta que escudriñen el lugar donde vives?. No obstante lo intentamos repetidamente, Habría sido magnifico retratar en aquel lugar a aquellas personas en su vida cotidiana.
Esperamos regresar cuando terminen las labores propias de la cosecha y esperamos encontrarlo esta vez sin gente, hasta entonces y como siempre un saludo a todos nuestros lectores.






































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada