jueves, 17 de diciembre de 2015

Palacio de los Marqueses de Villa Huerta



Os traemos quizás el ultimo abandono de este año; como siempre deambulando sin destino encontramos esta curiosa construcción a la entrada de un pueblo.
Su gran tamaño y majestuosidad  fue lo que primero llamó nuestra atención, su exterior tenía una muy buena pinta…coche a la cuneta y cámara en mano a merodear su perímetro buscando un punto débil de acceso; desde luego no sería por su fachada principal, ni aledaños; hubo que dar un gran rodeo hasta que la tapia nos permitió su  entrada pero entrar en la vivienda todavía no estaba claro.
Como siempre igual que los ordenadores encontramos la puerta de atrás.
Un inmenso caserón de principios del siglo XIX, según blasón en su fachada principal la construcción data de 1830. Pendiente (desde el 21 de enero de 1983) de ser declarado Bien de Interés Cultural. Perteneció a los Marqueses de Villa Huerta
Preguntamos a un viandante que por allí pasaba si podía facilitarnos alguna información al respecto. Parece ser que esta edificación fue en principio un fonda afamada en su época ya que por aquí discurría la cañada real que conectaba Barcelona con Madrid, años más adelante fue cuartel de la Guardia Civil y fábrica de cerámica. El asunto de que hubiera sido una fábrica cerámica no nos extraño, ya que por la zona donde entramos al recinto había o al menos parecía tener toda la pinta de ello por sus grandes naves, hornos y demás artilugios desparramados por el suelo.
Está construida sobre una superficie aproximada de 150 metros cuadrados con una altura de dos plantas más la zona abuhardillada, el resto pertenece a la zona industrial de la finca.
Ahora os invitamos a recorrer sus estancias.

































































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada