martes, 9 de febrero de 2016

Arquitectura funeraria. Cementerio Civil de Madrid.

Fue inaugurado en 1884. En él descansan los restos de varios presidentes del gobierno de España, señalados líderes, y varios miembros de la Institución Libre de Enseñanza.

















Una de las más sencillas razones en la colocación de una piedra o de un guijarro sobre una tumba judía es demostrar que alguien ha visitado la tumba. Mientras los visitantes vienen a prestar sus respetos a la persona enterrada en la tumba, otros pueden ver cuántas personas han venido. Los visitantes a la tumba a menudo traen sus propias piedras o guijarros, ya que los cementerios modernos están bien cuidados y ordenados es difícil encontrar piedras sueltas. Los no-judíos dejan flores cerca de la tumba de una persona, pero se cree que un guijarro o piedra son un recuerdo más permanente de la persona amada que, a diferencia de las flores, nunca se desvanecerá.


















No hay comentarios:

Publicar un comentario