jueves, 11 de febrero de 2016

Arquitectura funeraria. VOL 1



Hoy, que todo el mundo viste
De negro riguroso
Y limpia los paneles mugrientos
Del olvido
Descubriendo al rezar
ante el cemento
con teatral lamento
Lo que no fue capaz de recitar
Cuando su deudo estaba vivo…
Hoy he visto pasar
Un ataúd de estreno
Por medio de la calle
Entre llantos y gritos.
Desgarro, descompuestas figuras,
Superficial abrazo
Y retahíla sacerdotal:
¡Es ley divina!
Pero ¿Dónde va el alma?
Que alguien me lo diga.
Yo sigo recordando
Los gestos, las miradas,
Como si fuera ayer..
Qué digo ayer ¡mañana!
Porque ella está aquí
Si, muy dentro de mi alma.
Ya no puedo tocarla,
Eso, lo sé
Pero su corazón late conmigo
En la mesa, su mano me acompaña,
Tañen campanas tristes.
La calle se disfraza de enlutada.
Es día de los Difuntos…
No de mi amada.




































No hay comentarios:

Publicar un comentario