miércoles, 6 de abril de 2016

El Externato



Es un lugar peligrosamente hermoso, un lugar oscuro y en el mismo tiempo emocionante. Hay peligro, hay encanto, hay simbolismo, hay historia, hay vida (ratas, palomas, gatos nacen y crecen en este Santuario), hay muerte y hay un constante colapso inminente. El riesgo es alto. Con un fácil acceso que puede entusiasmar a los más intrépidos, sólo la mala suerte de caer y el retraso del rescate son escenarios que pueden mantener los más curiosos... pero el Château es actualmente un lugar muy agradable.
























































2 comentarios:

  1. Preciosas fotos Jabier, conozco el lugar y hay sitios en los que nos fue imposible entrar. sin duda alguna tu reportaje está bien completo. Enhorabuena, un gran trabajo!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Pues que yo recuerde todo estaba abierto y sin restricciones, eso si al ser tan grande es posible que algún detalle se escapase, por ejemplo mi compañera por deambular ella sola se dejo sin ver las habitaciones amarillas por describirlas de alguna manera.
    Gracias por tu aportación Juan y un abrazo desde Madrid.

    ResponderEliminar