martes, 27 de septiembre de 2016

La Casa Vacia







Esa fina sombra que separa nuestros mundos.






Bienvenidos a La Casa Vacía.





Algunos creyeron ver a nuestro Señor Jesucristo.






Ocres, azules y grises confunden nuestra visión.






Alguien pensó en jugar a los bolos después de la fiesta.






El paso de los años no borro las huellas dejadas por las anima que aquí jugaron de niños.






Silencio.





Infinito.






Al final siempre encontraras la luz.





¿Subes o bajas?





¿Porque lloras?









Sigue siempre tu luz.





Si te interesa, quizás nos encontremos en una celda o en la tumba.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada