viernes, 29 de abril de 2016

Venta Borondo



La venta es de propiedad privada que la tiene en completo abandono, y "lo más triste es que hace no muchos años se encontraba en un estado razonable". 
"Aquellas pequeñas patologías de entonces se han convertido hoy en gravísimas lesiones. Ahora, parte de sus dependencias están hundidas, la torre en trance de desplome y gran parte de sus valiosos elementos decorativos, expoliados".
La venta presenta una estructura claramente definida con una portada monumental, un zaguán, un patio con pozo que distribuye la vivienda y otro patio al fondo para las caballerizas, que fueron añadidas al edificio original en los siglos XVII y XVIII.
Se accede al interior desde una puerta en el alzado este, de un valioso contenido artístico poco habitual en este tipo de edificios. La portada está compuesta y flanqueada por un pórtico de sillería decorado con basas, medias columnas, capiteles, friso y escudo de armas en el centro del dintel.