lunes, 22 de mayo de 2017

Presa de Tous (30 años despues)



El día de la 'pantanada' no llovió torrencialmente en Tous. Recuerdan los testigos que el sol brilló durante todo el día. En el interior, en cambio, los pluviómetros activaron todas las alarmas. Chubascos torrenciales y sostenidos anunciaban una jornada agitada. Todos los ojos se clavaron en el río.
A las 3 de la madrugada, un fallo en el sistema eléctrico de la presa inutilizó las compuertas. Tres horas después, el agua aumentó ocho metros en el embalse hasta alcanzar el aliviadero. Eran las 8.00 cuando el río Sellent, uno de los afluentes, comenzó a desbordarse. Le siguieron, a las 11.00, el Albaida y el Júcar en distintos puntos de sus cauces. Poco después Carcaixent comenzó a inundarse.
La preocupación aumentó, sin embargo, a primera hora de la tarde. A las cuatro, la lámina de agua sobrepasó la corona de la presa. La estructura del embalse inició un rápido deterioro. Poco después sus muros cedieron. El agua ya no encontró obstáculo alguno. La tromba arrasó todo lo que halló a su paso.













No hay comentarios:

Publicar un comentario