lunes, 30 de enero de 2017

Albarracin (Rincones)



Los árabes llamaron al lugar Alcartam que se derivaría del antiguo topónimo de Ercávida, pasando a denominarse más tarde como Aben Razin, nombre de una familia bereber, de donde se derivaría su nombre actual.
El pueblo está encaramado en un peñón y rodeado por el Guadalaviar.
Por este lado y mirando hacia el río se hallan edificadas las casas colgadas.
Dentro del pueblo sus calles son empinadas y estrechas, con rincones muy pintorescos.
La construcción ofrece la original arquitectura popular con la forja propia de la provincia además de tener el color rojizo característico llamado rodeno.
Caminando por sus empinadas calles algunos de sus edificios me traen a la memoria el barrio judío de la Medina de Fez, así como otros y sus característicos detalles que encontraríamos en la Medina de Marrakech (Marruecos).
Esta es una singular visión de este ensoñador pueblo pero no os dejéis llevar por lo que aquí veis, todo ello solo obedece a un particular enfoque.



































































PD: Que nadie se alarme, los graffitis son virtuales.