martes, 4 de abril de 2017

Fortaleza de Gormaz

De Cáceres a Soria todo un cambio radical, sin embargo Soria siempre nos ha regalado alguna que otra buena sorpresa en lo que a abandonos se refiere. Visitaremos para comenzar un emblemático castillo y fortaleza.

Fortaleza islámica califal, la mas grande de Europa y mandada edificar por Al-Haquem II a finales del siglo X sobre restos anteriores, en un intento de reforzar la frontera al norte del Duero, debilitada por el empuje repoblador de los incipientes reinos cristianos. Fue centro militar de apoyo a Medinaceli, capital de la Frontera Media musulmana. Por sus excelentes condiciones de visibilidad y su situación estratégica, controlando unas de las rutas de acceso hacia el norte, su posesión se hacia indispensable para mantener las importante plazas de esta zona, siendo tomada por ambos bando en multitud de ocasiones hasta su posesión definitiva por Fernando I en el año de 1059. Con los Reyes Católicos (siglo XV), pierde su carácter militar y pasa a ser utilizada como cárcel.

Después pasaron muchos siglos y la fortaleza aguantaba el paso del tiempo como podía.
Un día alguien llego y tuvo una idea poco común; no tardo en comunicarlo dentro de su red.
Como la pólvora y en pocos días, había legión de seguidores para tal evento.
La comarca cada día mas yerma de habitantes vio como gente de todas las partes del mundo subían no sin esfuerzo la empinada rampa que lleva al arco de entrada de la Fortaleza.
Durante días las noches se iluminaron con luces de neón y además del viento frio, este llevaba sonidos desconocidos a lugares distantes.
Todo marchaba bien desde el punto de vista que mas nos guste y llegaron...
Armados hasta los dientes y vestidos de negro.
¿Qué precepto se habían saltado?
En el futuro veremos quien gano la contienda.
NUNCA SE TE OCURRA CELEBRAR UNA RAVE EN TERRITORIO PROHIBIDO

































lunes, 3 de abril de 2017

Villa Nueva de la Vera (Rincones)




Ultimo reportaje dedicado a la Comarca de la Vera (Cáceres). Villa Nueva de la Vera o el Pueblo de los Balcones y digo esto porque nada mas llegar es a ese detalle donde involuntariamente se dirige tu mirada.
Es una sana contienda, donde cada uno rivaliza con el vecino por la vistosidad de su casa.
Un pueblo que hubiera gustado a Sorolla por sus luces.
Tuvimos la ocasión de visitar parte de una vivienda típica restaurada según la época que nos brindo el dueño, un apasionado y no sin razón de su pueblo.
Nosotros ponemos rumbo a otra parte de España en busca de nuevas experiencias y quien sabe si algún abandono que merezca la pena, pero nunca lo sabremos si no vamos.
Aconsejo como una idea a tener en cuenta hacer esta ruta por los pueblos de la Vera, si dispones de un fin de semana y no te resulta muy lejos, puedes pasar una agradable estancia con todos los lujos que necesites.